socioeco.org
Website de recursos comum da economia social e solidária

Nota de lectura: El punto central para la Resiliencia: cooperar en una transición hacia una economía de estado estable, Michael Lewis y Pat Conaty

Yvon Poirier, Outubro 2012

Resumo :

La mayoría, o casi todos los ejemplos que han sido catalogados en el libro, tienen como denominador común la solidaridad entre las poblaciones y las diferentes organizaciones en un mismo territorio. Las actividades tienen como objetivo, en la mayoría de los casos la atención de las necesidades de las poblaciones mas pobres, como por ejemplo, el acceso a la vivienda para las familias de bajos ingresos. En el libro se tratan pocos ejemplos provenientes de los países del Sur, sin embargo hemos verificado a través de varios ejemplos desarrollados en el boletín que el enfoque es el mismo. Nuestros boletines presentaron ejemplos como el ASSEFA en India (60, las cooperativas en Mozambique 19, los usuarios de los bosques en el Nepal 17, y también la economía social en las zonas rurales de China 81. Nuestros artículos presentan también las relaciones que se establecen entre las diferentes organizaciones de base de los diferentes países, para informar, ayudar y favorecer la defensa común.

Los dos autores del libro que les presentamos y que frecuentamos, sistematizaron estos ejemplos y otros con el fin de probar que es posible vivir diferentemente, sin tener que asociarse con la frenética carrera del crecimiento, destructora de los ecosistemas de nuestro planeta… sin hablar del agotamiento acelerado de los recursos de planeta tierra.

Los dos autores del libro, The Resilience Imperative: Cooperative Transitions to a Steady-State Economy, Michael Lewis de Canadá y Pat Conaty del Reino Unido, presentan un análisis de la situación socio econmica actual y demuestran que en las practicas alternativas actuales existen los recursos para construir una sociedad respetuosa de sus comunidades y del planeta.

A partir de una serie de datos, los autores demuestran que el modelo actual de desarrollo, basado sobre el crecimiento, no es tanto el resultado del modelo capitalista, sino mas bien el resultado de la explotación de una energía casi gratuita: el petróleo. Como dicen alegóricamente: es como si hubiéramos encontrado un tesoro en el subsuelo de nuestra casa. Lo utilizamos, por lo menos asi lo hace una parte de la humanidad, y lo gastamos sin prestar atención. Hemos consumido, de esta manera, a una velocidad vertiginosa los recursos del planeta, los recursos naturales, el agua y los océanos, la tierra y todos los ecosistemas. El impacto producido en un período inferior a 2 o 3 generaciones, es superior a toda la actividad humana sobre el planeta desde el inicio de la vida. El sistema capitalista, tal como es vivido actualmente, especialmente su versión neoliberal, incrementa esta carrera de consumo, la dilapidación de los recursos y nos lleva hacia el precipicio.

Sin embargo las pruebas científicas establecen que este modelo no es viable y que el futuro de la vida sobre el planeta será perturbado sobremanera por diferentes causas. Entre ellas el calentamiento global, actualmente casi irremediable, a menos que se tomen medidas mayores de manera urgente. Al respecto, apreciamos una citación de Kenneth Bouding que se encuentra en el libro. Una vez que explicó que vivimos sobre un planeta con recursos finitos y no infinitos, declara “El que piense que el crecimiento económico puede continuar indefinidamente es un loco o un economista!”Presentamos nuestras excusas a los “verdaderos” economistas quienes saben de manera certera que se trata de un dogma, basado sobre una ideología que no tiene ningún valor científico.

Existen alternativas

Según los autores, desde hace mucho tiempo se ha tomado conciencia de la importancia de adoptar un modo de vida mas respetuoso de los humanos y de la vida. Durante el siglo 18 y 19, varios autores desarrollaron propuestas, que han sido acusadas de utópicas e idealistas, pero que sin embargo produjeron verdaderas alternativas. Por ejemplo, Robert Owen quien inspiró la primera cooperativa en Rochdale en 1844.

Frente a las crisis económicas, a la brecha creciente entre ricos y pobres, a la desocupación de estos últimos 30 o 40 años, una serie de propuestas respetuosas de los valores humanos y del desarrollo humano vieron la luz. Los autores presentan diversas experiencias exitosas:

Seikatsu Club Cooperative Union en Japon. Esta experiencia fue iniciada en 1968 por un grupo de mujeres. Hoy reúne 32 cooperativas y 350 000 miembros quienes compran directamente a los productores para cubrir sus necesidades de base.

Las Community Land Trusts ( fiducia de las bienes raíces) en los Estados Unidos y en el Reino Unido. Esta organización retira de la especulación de bienes raices la propiedad de los terrenos. De esta manera permite el acceso a las personas “comunes” a la vivienda. La de Champlain, en estado de Vermont de los Estados Unidos, es una pionera. Facilitó el acceso a 2200 viviendas a precios accesibles.

Las cooperativas de solidaridad en Italia quienes proponen servicios sociales en las comunidades y emplean personas con dificultades.

El grupo de cooperativas de Mondragon en el País Vasco Español. Se trata de una cooperativa de trabajadores que pertenece a sus 70 000 trabajadores. Además de la producción industrial, existe una caja de ahorros y de crédito, escuelas y actividades de investigación y de desarrollo.

Diversas cooperativas financieras de ahorro y de crédito, quienes fueron afectadas poco o nada por las crisis de 2008. Los autores citan una red de 220 cajas de ahorro y de crédito comunitario en los Estados Unidos, muy activos en las comunidades desfavorecidas del país. A pesar del aumento de desempleo en estas comunidades, las viviendas presentaban hipotecas sanas.

Una serie de ejemplos ilustran las presentaciones y demuestran que es posible luchar contra las fuerzas dominantes responsables del fortalecimiento del modelo dominante y que es posible vivir diferentemente.

Estas actividades, como el título del libro lo anuncia, son mas resilientes, puesto que se apoyan sobre el compromiso de las personas y de las comunidades. Son también mas resilientes con respecto al planeta, puesto que proponen vivir en un mundo mas equilibrado que no depende de la explotación irracional de los recursos del planeta.

Canadian Center for Community Renewal-Centre canadien de renouveau communautaire (EN+FR)

communityrenewal.ca/resilience-imperative

New Economics Foundation (EN)

www.neweconomics.org/

Fontes :

Boletín Internacional de Desarrollo Local Sostenible n°92