socioeco.org
Site ressources de l’économie sociale et solidaire

Inserción sociolaboral y medio ambiente

Vídeo y reportajes de buenas prácticas colectivas de economía solidaria

septembre 2011

El video : 9min49

INSERCION SOCIOLABORAL. Una realidad en marcha

Si algo caracteriza al modelo social actual es su extrema crueldad. La creciente precarización de los mercados de trabajo, el desmantelamiento parcial del Estado del Bienestar y las millonarias plusvalías del sector financiero y del segmento más rico de la población parecen haber sido las notas dominantes de la llamada economía neoliberal.

De forma paralela, durante las últimas décadas se ha venido insistiendo, machaconamente, que nuestra única esperanza de salvación social residía en la propia libertad de los mercados. Su proverbial tendencia a la autorregulación acabaría dando como resultado la creación del empleo y un generalizado «goteo» de la riqueza de arriba a abajo. Si no se interfiere en el natural funcionamiento de la economía, si se ponen todos los medios para que este funcionamiento no se vea interrumpido por ninguna rigidez, el crecimiento económico acaba produciendo riqueza y empleo para todos. «En una marea alta todos los barcos flotan», decían los publicistas del neoliberalismo. SEGUIR LEYENDO…

MEDIO AMBIENTE, Reutilización y reciclaje. Buenas prácticas frente al deterioro del medio ambiente

En el último medio siglo el volumen de desecho de las sociedades occidentales se ha multiplicado exponencialmente, hasta el punto de ser 100 veces mayor que el de hace un siglo. En el Estado español cada habitante genera diariamente casi kilo y medio de basura. Y las cifras no parecen experimentar ningún síntoma de estancamiento.

Todas las previsiones apuntan a que a medida que avance el siglo XXI, la Tierra será cada vez más un planeta saturado por los desechos humanos. Los efectos de esta inmensa producción de desechos son bien conocidos: insuficiencia de vertederos y escombreras, contaminación de acuíferos, ríos y mares, e incluso peligros para la salud humana, especialmente cuando no se aplican las más elementales medidas de control. Aun en un país, como el Estado español que pertenece al selecto club de los países ricos, las propias administraciones calculan que cada año se vierten unas 700.000 toneladas de residuos fuera de control. Por otro lado, algunas medidas aplicadas para reducir el volumen de basuras como la incineración, no acaban de solucionar el problema, agravando o desplazando la contaminación a la atmósfera (cenizas, partículas en suspensión, co2, dioxinas).

Sources :

Sitio web del Portal de Economia Solidaria www.economiasolidaria.org/