socioeco.org
Sitio de recursos de la economía social y solidaria
'

Los trabajadores de la fábrica de dulce de leche LA SALAMANDRA se organizaron en cooperativa y volverán a producir

economiapopular.coop, noviembre 2015

Resumen :

Los trabajadores de la fábrica de dulce de leche La Salamadra, de la localidad de Torres, cercana a la ciudad de Luján, se constituyeron en cooperativa para recuperar la reconocida empresa láctea que fue abandonada hace un año por el empresario Cristóbal López, propietario del Grupo Indalo, cuyo cierre dejó a 34 operarios en la calle. La historia de los despidos, la resistencia, el escrache en el programa de Tinelli, el apoyo de organizaciones populares y la vuelta a la producción.

Del acampe a la producción

« Estamos listos para comenzar a producir inmediatamente, tenemos los equipos y el conocimiento de los trabajadores que quieren recuperar de forma urgente su fuente laboral, la próxima semana realizaremos la primera prueba de producción », aseguró Santiago Grotta, unos de los cooperativistas que pasó casi un año de acampe frente a la planta junto a otros compañeros que fueron despedidos de la empresa.

« Hace un año terminábamos nuestra jornada como lo hacíamos habitualmente, era un viernes, cada uno se fue a su casa y a las tres horas recibimos una carta documento donde nos informaban que estábamos suspendidos », relató Santiago Ramírez, otro de sus compañeros.

« Inmediatamente nos movilizamos para acampar frente a la fábrica y evitar que la vacíen, pasaron los meses y fueron a echando a los trabajadores de a poco, de a tres o cuatro, hasta que en agosto de este año despidieron a los últimos que quedaban », detalló el cooperativista.

Y agregó: « nosotros hoy podemos seguir peleando porque nunca bajamos la guardia, estuvimos noche y día frente a la fábrica, pasamos hasta las fiestas acá y pudimos hacerlo porque desde el primer minuto tuvimos el apoyo de ATILRA (Asociación de trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina), que nos brindó un sostén económico para aguantar el acampe ».

Dulce de Leche Premium para el mercado europeo

La Salamandra S.A. fue fundada en el año 1992 por el economista Javier González Fraga, pero en el 2011 la compañía pasó 100% a manos de una de sus accionistas, Cristina Miguens, quien se la vendió el mismo año a Cristóbal López por un valor de 7,5 millones de dólares.

La empresa llegó a procesar 55 mil litros diarios de leche y 2000 litros de leche de búfala, que utilizaba para la producción de dulce de leche y muzzarella. Logró posicionarse en el segmento de productos premium y encontró su mejor negocio en el mercado externo. Fue proveedor de las tiendas Corte Inglés en España y Harrods en Londres, entre muchos otros mercados internacionales.

Los trabajadores que hoy constituyeron la cooperativa aseguran que el Grupo Indalo no supo manejarla porque no tenía experiencia en el rubro lácteo y en poco tiempo perdieron todos los clientes y la exportaciones, que representaban el 70% de sus ventas.

Bailando por un sueño

Hace tres meses, los trabajadores de La Salamandra tomaron notoriedad cuando interrumpieron para manifestarse en vivo en el programa de Marcelo Tinelli « Bailando por un sueño », que pertenece a la productora Ideas del Sur, también propiedad del Grupo Indalo.

« Fuimos a visibilizar nuestro conflicto porque hacía mucho tiempo que estábamos acampando frente a la planta y no pasaba nada, quisimos que la gente conociera quién es Cristóbal López », aseguró Ramirez. « Lástima que Tinelli lo tiró para otro lado, nos acusó de barras bravas y nos abrió una causa penal que todavía tenemos, pese a que en privado nos dijo que entendía cuál era nuestra situación », agregó.

Al día siguiente del escrache, Marcelo Tinelli expresó en su programa que sufrió un « golpe comando » realizado por « activistas gremiales con antecedentes en casos violentos ». Y aseguró que « algunos pertenecen a una empresa, otros no sabemos quiénes son, parecían grandotes físicamente, no sé si tenía un gimnasio la empresa esta porque crecieron mucho físicamente », tratando de desviar la atención del reclamo. Cristóbal López, en cambio, no realizó ningún tipo de declaraciones.

El apoyo popular y la nueva cooperativa

La asamblea que constituyó a los trabajadores en cooperativa se realizó el día jueves y contó con el apoyo del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, la Confederación de Trabajadores de Economía Popular (CTEP), ATILRA, representantes de distintas fuerzas políticas como el Movimiento Evita y Patria Grande, concejales del Frente para la Victoria, trabajadores de otras fábricas recuperadas y vecinos de Luján.

Durante el encuentro, Eduardo « Vasco » Murúa, responsable del Movimiento de Empresas Recuperadas expresó la necesidad de « estar atento a cómo va a reaccionar la empresa ante esta organización de los trabajadores y que no hay que descartar un posible denuncia por usurpación ». También aseguró que ya se iniciaron las gestiones en la Provincia para que diputados expropie la planta y se la ceda a los trabajadores.

Hace un año, cuando la sociedad anónima cerró la planta y el Grupo Indalo despidió a los trabajadores, fuentes cercanas a la firma declararon al diario La Nación que no querían vender la planta ni la marca « porque ya estaba instalada en el mercado y conservaban la aspiración de realizar negocios viables con ella en el futuro ».

En ese contexto, el Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas pidió el respaldo de las organizaciones locales y del pueblo de Luján ante un eventual intento de desalojo que puedan sufrir los trabajadores.