socioeco.org
Resource website of social and solidarity economy

El papel de los territorios en la transición económica

Eje temático : Volver a definir la economía a partir del territorio

Desde el final del siglo XX, frente a la mundialización y la homogeneización por parte del mercado, con sus consecuencias sociales y medioambientales, las instituciones ponen el enfoque en la noción de desarrollo local sustentable. En estas circunstancias, el territorio, base geográfica de la existencia social, podría volver a adquirir toda su importancia :

· a nivel humano, por el tejido de las relaciones humanas y dinámicas culturales y sociales ;

· a nivel económico : al hacer actuar un conjunto de actores que puedan construir en forma conjunta y coherente la oferta y la demanda, canalizando las distintas energías y llevándolas a ser complementarias ; como fuente de innovación y de dinamismo económico ;

· a nivel político : al poner el enfoque en la importancia relacional que pueda existir entre la sociedad civil y las autoridades locales ; como ladrillo básico de una governanza democrática fuerte donde la dinámica del cambio social se exprese por el intermedio de las acciones de los actores sociales en su territorio ;

· a nivel ecológico : por una gestion pertinente de los recursos.

La economía solidaria, en razón de su doble finalidad económica y social, su funcionamiento socioeconómico colectivo y participativo y por su cuestionamiento de los principios de funcionamiento de la economía y más ampliamente, por su pretensión a hacer una otra economía, se inscribe en este movimiento de territorialización, generando valor y riqueza localmente integrada ; recurriendo a competencias en términos de desarrollo y acción social, integrando iniciativas socioeconómicas de la sociedad civil a la creación de bienes, servicios y empleos que respondan a las necesidades de las poblaciones locales y al reenforzamiento de la cohesión social. Más allá, la gobernanza democrática de las iniciativas de la economía solidaria se acerca a la noción de democracia de proximidad, e incluso de democracia participativa, representando así un verdadero desafío político entre colectividades locales y sociedad civil. Fuertemente involucrado en un espacio determinado, por el intermedio de una proximidad importante de los actores y un dispositivo en red, el territorio parece ser así el campo de acción apropiado para los que llevan proyectos de economía solidaria.

Unas finanzas solidarias territorializadas que movilicen un ahorro de proximidad ; la implementación de circuitos cortos entre las personas que piden préstamo y los que ahorran ; la creación de fondos de garantía mútua ; el acompañiamiento de los que llevan proyectos ; sistemas de intercambios económicos entre consumidores y productores agrícolas en un espacio localizado en circuitos cortos, como por ejemplo las AMAP en Francia ; las experiencias de presupuesto participativo en Africa o en otros países ; las monedas locales en varias partes del mundo ; los pactos locales para la cohesión social y el empleo en Francia y ahora en Europa, son pistas que se pueden combinar con la coconstrucción de políticas públicas de promoción y de apoyo a la ESS, de reenforzamiento de las redes, de creación de empleos y actividades, de financiamientos y acceso a los mercados públicos para construir solidaridades locales, de articulación de saber-hacer y competencias, de colaboraciones entre actores sociales y los gérmenes de una nueva economía, más respetuosa del planeta y sus habitantes.

2 publicaciones | Un estudio de caso

2 publicaciones

Un estudio de caso