socioeco.org
Sitio de recursos de la economía social y solidaria

Justicia social, paz y solidaridad

Dossiers :

Mujeres y Economia

En general se hace abstracción de la noción de genero cuando se trata de economía. Sin embargo, los papeles sociales más a menudo asumidos por las mujeres en la sociedad no son sin consecuencias sobre sus contribuciones a la economía, los beneficios que retiran de ello y las consecuencias que sufren. Dicho de otra manera, las relaciones entre mujeres y economía merecen una atención particular.

El empleo en la ESS

La contribución de la economía social y solidaria a la creación de empleo no es estudiada a menudo. A pesar de ser reconocida cada vez más por su dinámica de creación de empleo en pleno crecimiento y por ser mas resistente a las incertidumbres económicas, hablar del empleo en la ESS en forma global presenta dificultades por su diversidad y las características particulares de los distintos sectores que la componen. En términos de calidad del empleo por ejemplo, las mutuas, asociaciones, cooperativas o fundaciones funcionan de maneras muy distintas, y hasta completamente opuestas.

La justicia social, un desafío democrático

El mecanismo de mercado deja de lado a muchos : las personas empobrecidas, los jóvenes, las personas mayores, las y los inmigrantes, las mujeres, etc. Ofrece poco espacio a mecanismos de justicia social que permitirían a las personas excluidas reivindicar sus derechos y beneficiar del reparto equitativo de la riqueza. Derecho al alojamiento, acceso a la tierra, acceso a la alimentación, acceso a los cuidados, entrada o vuelta al empleo, cohesión social, los desafíos democráticos en torno a estos temas – y de muchos otros según si uno se encuentra en el Sur o en el Norte –, no pueden depender de una autoridad única que imponga sus soluciones desde arriba ni de un mecanismo de mercado arrasador.

Economía Solidaria (ESS) y Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODSs)

« La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) representan una renovación del compromiso mundial no solo para acabar con la pobreza y el hambre, sino también para lograr la protección social universal, reducir las desigualdades y alcanzar la sostenibilidad medioambiental, objetivos que requieren cambios fundamentales en la forma en que funcionan nuestras economías. En la Agenda 2030 se reconoce que es necesario un enfoque holístico y que seguir haciendo todo como hasta ahora no es una opción. Si queremos hacer realidad la visión transformadora de la Agenda 2030, es crucial examinar estrategias de desarrollo alternativas y modelos económicos emergentes que puedan optimizarse en aras de la sostenibilidad y la inclusión. »