socioeco.org
Sitio de recursos de la economía social y solidaria

Colaborar con las partes involucradas

Estudios de casos del libro Responsabilidad social y ambiental, 2006

Vincent Commenne, 2006

* Teck Cominco Limited, Canada

* Carrefour international, Francia

* Wal Mart (Estados Unidos)

Teck Cominco: un accionar que toma en cuenta a las partes involucradas

Teck Cominco Limited es una empresa centrada en la explotación de recursos naturales cuyas principales actividades son la extracción minera, la fusión y el refinamiento. La empresa tiene su sede en Vancouver y posee nueve minas productivas en Canadá, Estados Unidos y Perú e importantes usinas de refinamiento de zinc en Canadá y Perú.

Teck Cominco tiene una mina en la localidad de Metaline Falls, situada al nordeste del Estado de Washington. Esta región tiene un alto índice de desocupación: el cierre de una mina y de cementeras y la detención de la producción forestal perjudicaron gravemente su prosperidad económica. Teck Cominco estimó que la vida útil de su sitio de extracción sería de 12 años. Para limitar los impactos negativos de ese cierre, la empresa entró en un proceso de diálogo con las colectividades y las partes involucradas. La empresa establece rápidamente el diálogo con las colectividades y sus partes involucradas para convenir sobre la distribución de los efectos positivos, minimizar el impacto sobre las tradiciones y los modos de vida locales, atenuar las amenazas que pesen sobre el medioambiente, planificar la viabilidad de las colectividades luego del cierre de minas y elaborar mecanismos para tratar, en cuanto se van presentando, las cuestiones que preocupan a las colectividades.

Carrefour internacional (Fr): una gran empresa de distribución audita socialmente a sus filiales

Carrefour es el primer distribuidor europeo y el segundo a nivel mundial. La empresa posee 9 200 negocios en treinta países en todo el mundo. Esta multinacional de la distribución, sin que sus clientes lo sepan, está implicada desde hace algunos años en un proceso que va ampliándose a nivel de las grandes empresas transnacionales: las auditorías sociales que, como su nombre lo indica, apuntan a evaluar las condiciones sociales en las cuales se fabrican los productos vendidos al consumidor. A este último se le podrá garantizar entonces, por ejemplo, que el producto que está comprando no fue fabricado por niños. Un “Comité de control”, organización sin fines de lucro, es el garante del proceso, define las prioridades, preconiza y sigue la implementación de las acciones correctoras, realiza o hace realizar las encuestas locales. Dicho comité, denominado INFANS, está dirigido por cuatro representante de una ONG, la Federación internacional de ligas por los Derechos humanos (FIDH) y dos representantes de Carrefour.

Wal Mart (Estados Unidos)

Examinemos lo que hace la primera cadena de distribución del mundo, Wal-Mart. Recordemos previamente que esta empresa es, desde hace años, blanco de muchos observadores que denuncian las condiciones sociales en las que parece tener a su personal y al de sus subcontratistas, así como también su falta de preocupación por las cuestiones ambientales que la conciernen. Recientemente, la empresa anunció un cambio radical de su comportamiento ambiental y social publicando su estrategia, medidas y objetivos concretos a corto y mediano plazo. A modo de ejemplo, esto es lo que la empresa anuncia en el plano ecológico: – reducir los residuos sólidos en un 25% en los tres próximos años; – reemplazar los packagings PVC de aquí a dos años; – introducir productos de algodón orgánico; – hacer certificar los mariscos por un tercero independiente según las normas de las mejores prácticas ambientales y socioeconómicas; – hacer inversiones agresivas de 500 millones de dólares por año en tecnologías ecológicas e innovación. Por otra parte, Wal-Mart declara29: “Nuestros objetivos en materia de medioambiente son: – que el 11% de nuestro aprovisionamiento energético sea de energía renovable, – generar cero residuos, – vender productos acordes con la sustentabilidad de nuestros recursos y del medioambiente.”

Según Wal-Mart, este cambio fue preparado mediante diálogos con las partes involucradas: “Para entender mejor las críticas y el impacto de Wal-Mart sobre el mundo y la sociedad, a lo largo de un año nos hemos reunido y hemos escuchado a nuestros clientes, asociados, grupos de ciudadanos, dirigentes de los gobiernos, asociaciones sin fines de lucro, organizaciones no gubernamentales y otras personas. Luego de un año de escuchar, ha llegado el momento de hablar.”

Si estos cambios se ponen en práctica efectivamente y de tal forma que respondan a las múltiples críticas30 que subsisten, podrían tener una influencia fundamental y directa sobre la calidad de vida y una influencia indirecta sobre los proveedores y los competidores a una escala muy grande.

Pueden cargar el texto completo del libro en el sitio web del PSES.

P.-S.

Véase también :