socioeco.org
Site ressources de l’économie sociale et solidaire

Asociación para el desarrollo holístico de las comunidades rurales (ASOPRICOR)

Yvon Poirier, juillet 2005

ASOPRICOR, una asociación sin ánimo de lucro, fue creada en 1978 en la ciudad de Tocaima, y sus alrededores, en Colombia. Desde esta fecha, esa asociación de campesinos pobres desarrolló estrategias con fin de librarse de la marginación; especialmente adoptando una estrategia de autosuficiencia y de diversificación económica.

Así, pueden abandonar una agricultura de monocultivo relacionada con los mercados de la exportación, como el plátano y el café. Diversificando así la producción, pueden producir una variedad de fruta y verduras permitiendo aumentar la autosuficiencia y sacar ingresos apuntando más bien el mercado nacional, en particular lo de la capital Bogota (que está cerca).

Este enfoque permite también una agricultura sostenible, una agricultura que necesita menos fertilizantes químicos y pesticidas. Además, los campesinos pueden mas bien controlar el canal de producción, desde el cultivo hasta la venta en el mercado local y regional.

Este enfoque, a contracorriente del modelo neoliberal dominante, se enfrentó a mucha resistencia de parte de Ministerios y grandes grupos financieros que preconizan un modelo construido en la exportación. Es por la solidaridad de los campesinos ellos mismos, acompañado por la solidaridad con otras organizaciones en Colombia y fuera, que el enfoque de ASOPRICOR se consolidó en Colombia.

Pero esto no se hace sin dificultades graves. Así, en 1997, catorce campesinos fueron asesinados por un grupo paramilitar. Uno de los dirigentes históricos de ASOPRICOR, Agustín Reyes, vivió varios años en clandestinidad para no ser asesinado y está ahora en el exilio en Canadá. La situación violenta en Colombia acarreó la asociación a desarrollar un trabajo importante a favor de la paz.

Sin embargo, ASOPRICOR continua incansablemente su misión de promoción de un desarrollo holístico de las comunidades rurales y crear una organización de personas, familias y comunidades que viven los valores y principios de la solidaridad, igualdad, respeto, justicia y fraternidad.

Agustín Reyes, quien estaba invitado en el Congreso de Red canadiense de desarrollo económico comunitario (RCDEC) celebrado en el último mes de mayo, es un ardiente defensor de la solidaridad internacional con los actores del desarrollo.

Sources :

A partir de intercambios con Agustín Reyes.

Este artículo está disponible en el blog: Boletín Internacional de Desarrollo Local Sostenible