socioeco.org
Sitio de recursos de la economía social y solidaria

FORTALECIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS DE LA HUERTA DEL BUEN AYRE

2003

Leer artículo en la página de: bel.unq.edu.ar

Resumen :

El Partido de Hurlingham está compuesto por 179.000 habitantes, distribuidos en 35 km cuadrados. A este joven municipio lo conforman tres ciudades William Morris, Hurlingham y Villa Tesei.

Las personas que forman parte de la huerta del » Buen Ayre " reciben mucho más que capacitación en la técnica productiva, ya que lo social es fundamental, por eso se cuenta con la colaboración de trabajadores sociales y se le da mucha importancia a los ciudados de la salud y la buena alimentación.

« El Buen Ayre » cuenta con una huerta didáctica demostrativa, con 240 beneficiarios de los planes Jefes y Jefas de Hogar, compuesta por 170 mujeres y 70 hombres. Estos beneficiarios llevan a sus hogares los productos que producen, complementando el alimento diario de sus familias, con la cual se estaría alcanzando la cantidad de beneficiarios en aproximadamente 400 adultos y 450 niños.

Este proyecto presentó un beneficio muy importante a la comunidad de Hurlingham permitiendo a los habitantes del partido, aumentar el nivel y la calidad de vida, este ha sido el objetivo alcanzado dando como resultado un alcance directo sobre la población.

La « Huerta orgánica del Buen Ayre » logró incentivar la capacidad creativa de los vecinos del distrito. Para ello se desarrollan diferentes actividades:

• Organización de los grupos

• Capacitación en todo lo referente a la preparación de una huerta

• Fomento de todas las acciones necesarias, para el crecimiento y fortalecimiento de los grupos, logrando sistematizar y poner en producción 2 hectáreas de terreno con 16 grupos funcionando, e integrados.

A través de la implementación de las actividades didácticas de los cursos de « capacitación y asesoramiento » para la ejecución de huertas familiares y comunitarias se brinda en forma eficiente los conocimientos necesarios para las actividades productivas. El nivel de aceptación ha sido profundamente efectivo por lo cual se seguirán dictando los mismos el tiempo que lo amerite.

Los pequeños grupos que se formaron, no solo tienen la finalidad de la producción, sino que instruidos en el respeto con el medio ambiente comprometen un estilo de vida más sencillo y menos consumista, administrando cuidadosamente los recursos propios y de la naturaleza. Es por sobre todas las cosas que se tiene en cuenta el enriquecimiento del potencial humano mediante la capacitación y la salud guiándolos hacia los modelos agropecuarios donde el respeto por el medio ambiente es la clara visión de una relación profunda.

La actividad está abocada a rescatar los valores y saberes de nuestra cultura y en particular a la posibilidad de retornar al campo como propuesta personal y familiar.

Fuentes :

Banco de Experiencias Locales bel.unq.edu.ar/