socioeco.org
Sitio de recursos de la economía social y solidaria

ECONOMÍA SOLIDARIA CAMINO PARA CREAR SISTEMAS ALIMENTARIOS LOCALES. CUADERNO 3

De Jakarta 2013 a Euskal Herria 2017 Construyendo Soberanía Alimentaria en Euskal Herria

VSF-Herrien Bidezko Elikadura y Emaús Fundación Social, septiembre 2015

Para bajar : PDF (1,5 MiB)

Resumen :

La Economía Social y Solidaria supone un intento de repensar las relaciones económicas desde unos parámetros diferentes. Frente a la lógica del capital, la mercantilización creciente de las esferas públicas y privadas, y la búsqueda de máximo beneficio, la Economía Solidaria persigue construir relaciones de producción, distribución, consumo y financiación basadas en la justicia, la cooperación, la reciprocidad y la ayuda mutua. Frente al capital y su acumulación, la Economía Solidaria pone a las personas y su trabajo en el centro del sistema económico, otorgando a los mercados un papel instrumental siempre al servicio del bienestar de todas las personas y de la reproducción de la vida en el planeta. (REAS. Revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas. Ver enlaces).

Un desafío clave para el futuro, en lo referente a la consecución de mercados alimentarios locales basados en la Soberanía Alimentaria, es cómo sustentarse en bases económicas viables capaces de multiplicarse, extenderse, entrelazarse y consolidarse generando una tupida red al margen del modelo económico capitalista y paternalista. Para este proceso de cambio si, como se propone en la revista antes mencionada, orientamos la Carta de los Principios de la Economía Solidaria al mundo rural, se vislumbran los caminos posibles.

Respecto a la producción

  • Entender y asumir que hay que producir aquello que es estrictamente necesario para responder a las necesidades reales de toda la población, y no del mercado impersonal controlado por intereses ajenos. Hay que empezar por las necesidades de la población más cercana, producir y comer de lo nuestro e intercambiar con otros territorios para completar lo que nos falte.

  • Producir con calidad ecológica, cuidando los procesos naturales de renovación de la tierra y entendiendo la producción compenetrada con la naturaleza. Hay que fomentar la eficiencia energética y el uso de energías limpias y crear las herramientas adecuadas para conservar nuestras semillas, evitando la dependencia e invasión de las semillas híbridas, radiadas y transgénicas de las multinacionales. En definitiva, recuperar los saberes campesinos.

Respecto al desarrollo

  • Construir participativamente otros modelos de desarrollo local, planificando estrategias de producción y consumo interno.

  • Generar alianzas estratégicas entre los propios productores y productoras y sentar bases comarcales que las apliquen en sus territorios. Crear estructuras estables al servicio del bien común desde lo local a lo global y gestionarlas desde la democracia real y la autogestión.

  • Recuperar el sentido social del trabajo, así como de crecimiento para quienes lo realizan. Pensar la formación y profesiones no en función del mercado sino de las necesidades de desarrollo personal y local. Promover empresas y proyectos que faciliten la incorporación de personas jóvenes al campo, garantizando relevo y renovación.

Respecto al consumo

  • Nuestras empresas o actividad económica deben generar siempre alianzas con las personas usuarias de bienes y servicios, que a su vez tienen que generar redes locales entre sí. Esto supone fortalecer las alianzas campo–ciudad y poner en práctica experiencias de otros tipos de economía, de agricultura y de consumo.

  • Plantea organizar y enfocar nuestras empresas y nuestro consumo en una perspectiva de mercado social interno o paralelo, así como encauzar el enorme poder que tenemos como personas consumidoras, participando corresponsablemente en la planificación de la producción, asumiendo la parte de los riesgos que a todas nos corresponden.

Respecto a la economía

  • Actividades empresariales locales y rentables, enfocadas al desarrollo de toda la población y comarca, basadas en relaciones económicas justas. No importa tanto el volumen como el enfoque y la garantía de no dependencia para su funcionamiento básico.

Véase también :

  • AGROECOLOGÍA. CUADERNO 2

    De Jakarta 2013 a Euskal Herria 2017 Construyendo Soberanía Alimentaria en Euskal Herria

    EHNE Bizkaia, septiembre 2015

  • Bienes Comunes

    De Jakarta 2013 a Euskal Herria 2017 Construyendo Soberanía Alimentaria en Euskal Herria

    EHNE Bizkaia, septiembre 2015