socioeco.org
Resource website of social and solidarity economy

Pequeños pasos de gigante: el grupo de apoyo y empoderamiento de las mujeres en los pueblos de la India (ASSEFA)

Eléonore Dupré, November 2012

Summary :

Éléonore Dupré, estudiante francesa de Ciencias Políticas en Aix-en-Provence ha realizado, a través de su capacitación, un periodo de prácticas de 6 meses en la Association Serva Seva Farms (ASSEFA) en la India. La investigación trató del empoderamiento de las mujeres en las aldeas ASSEFA. Nos expone aquí los principales resultados.

ASSEFA continúa su trabajo desde el año 1968 para apoyar a los pobres en la gestión de su desarrollo social, económico y cultural. ASSEFA es una organización activa con unas 10.150 aldeas con una población de casi 5 millones de personas en 7 estados de la Unión India.

En una remota aldea de Tamil Nadu, en medio de una choza precaria, hay una mujer joven pobremente vestida, en cuclillas preparando la comida. A los 12 años, dejó la escuela. Unos años más tarde, sus padres la casaron con un hombre de una familia vecina. Ella nunca ha ido sola más allá de la ciudad más cercana a Natham, a 7 km.

En el mismo pueblo, al final de un callejón de tierra donde los niños juegan, se está construyendo otra casa nueva y espaciosa. Sentada junto a otras mujeres en una terraza grande, una mujer nos da la bienvenida con chai y vadai1.Ella habla con orgullo de sus tres hijos que están estudiando en la metrópolis de la región. Habla también sobre el éxito financiero de su familia, en el que ha tenido mucho que ver. También nos habla de su papel en el pueblo, como presidenta de un grupo de apoyo mutuo femenino (GAMF) . Se ha encargado de la organización de la recogida y del tratamiento de la leche. Su actividad le ha asegurado un nuevo estatus dentro de su familia y su pueblo. Con entusiasmo, describe las tierras que han podido comprar y cultivar con los ingresos de la industria de la leche. Con seguridad, ella afirma que ahora está en contacto con el director del Banco Nacional de la India y que se mueve libremente y viaja sola en otros estados. Además, esta actividad no la beneficia solamente a ella, sino a todos los miembros del GAMF que han aumentado sus ingresos y mejorado sus condiciones de vida.

Estas dos historias se desarrollan en un mismo pueblo, Mathukarampathy, y ambas historias describen a una misma mujer: Kala. La primera se remonta a hace quince años y la segunda al presente.

¿Cómo ha sido posible este cambio? ¿Cuáles son los factores que han transformado la vida de esta mujer? Es imposible aislar las variables que permitieron esta transformación (sobre todo en relación con los cambios importantes experimentados por la sociedad de la India en las últimas décadas). Voy a tratar aquí de demostrar el papel del GAMF para fomentar el empoderamiento2 de las mujeres indias.

Un grupo de apoyo mutuo es una asociación voluntaria de personas (máximo veinte) que comparten una proximidad geográfica e intereses. Formado de manera democrática, este grupo no tiene ninguna afiliación política. El grupo se reúne regularmente para depositar ahorros y discutir los problemas potenciales. La puesta en común de estos ahorros ofrece sucesivamente a los miembros del grupo el acceso a un préstamo. Un componente importante del éxito de estos grupos es su uniformidad: son por lo general las mujeres (estudios empíricos demuestran la solvencia de los grupos de mujeres), procedentes de un mismo pueblo (el grupo de iguales proporciona reembolso regular).

El término empoderamiento se puede definir como un proceso mediante el cual un individuo o grupo de individuos aumenta su capacidad de tomar decisiones y transformar esas opciones en acciones y resultados deseados. ¿En qué medida contribuyen los GAMF en favor del « empoderamiento » de las mujeres? Sobre la base de búsquedas bibliográficas y experimentos de campo recogidos en la ONG ASSEFA3 , las siguientes propuestas se pueden presentar: (i) el grupo de apoyo ha traído material de cambio real (el bienestar de la mujer y su familia) y psicológico (la mujer se convierte en agente4 de su existencia), (II) el éxito del GAMF, sin embargo, se apoya en diversas variables económicas y sociales que afectan el empoderamiento de las mujeres: la sostenibilidad de los microcréditos y el control real que poseen las mujeres sobre los préstamos a los que se han suscrito y (III) el apoyo de una ONG local puede proporcionar respuestas a estas cuestiones socio-económicas.

El grupo de ayuda, el apoyo material y la revolución psicológica

El bienestar de las mujeres y sus familias

El acceso al microcrédito ayuda a las mujeres frente a los gastos diarios y excepcionales facilitando y mejorando sus condiciones de vida. De hecho, el grupo de apoyo proporciona acceso a préstamos para iniciar actividades generadoras de ingresos y ayuda a hacer frente a los gastos relacionados con las ceremonias, la educación, la vivienda y la salud.

Por ejemplo, dentro de los GAMF, coordinados por ASSEFA, las mujeres pueden suscribirse a un préstamo sin intereses para cubrir los gastos médicos.

Las muchas oportunidades y servicios (vivienda, educación, salud) no solo benefician a las mujeres, sino a toda la familia. Los estudios de casos, como el presentado en la introducción, hacen hincapié en la mejora general de las condiciones de vida.

Más allá del material de apoyo: el cambio psicológico

El grupo de apoyo no es sólo una institución financiera, es también un foro donde las mujeres se reúnen para discutir temas que eran tabú en el pasado (la violencia doméstica, el acoso por la dote, etc.) y para hacer frente juntas a las vicisitudes de la vida. Dentro de ASSEFA, por ejemplo, las mujeres de los grupos de apoyo han iniciado programas sociales como el apoyo durante el embarazo o en la pérdida de un ser querido(Sarvodaya5 sistema de seguridad social) o matrimonios colectivos para aliviar a las familias de la costosa organización de la ceremonia, lo cual provoca una deuda significativa.

A través de su participación en grupos de apoyo, las mujeres tienen acceso a los puestos de trabajo que estaban reservados para los hombres en el pasado (de administrativo, de veterinario, etc.) En efecto, el GAMF, gracias a las formaciones que permite, a los medios que ofrece y al apoyo que proporciona, es un trampolín para nuevas oportunidades. Permite a la mujer convertirse en actor de su existencia y la ayuda a desafiar ese estatus de inferioridad que es todavía tan frecuente en la sociedad.

Cuestiones económicas y sociales

El éxito del grupo de apoyo y sus beneficios para las mujeres se basan tanto en la viabilidad del sistema de microcrédito como en el control ejercido por la mujer sobre los préstamos.

 El microcrédito y el « empoderamiento » de las mujeres en la sociedad india

Se alzaron voces a la hora de criticar la importancia del microcrédito y de los GAMF para abordar los problemas de la pobreza, especialmente con el apoyo de un rostro de mujer6. Otros estudios, numerosos por cierto, muestran resultados prometedores de « empoderamiento » de las mujeres a través del microcrédito7. En efecto, las instituciones de microcrédito basadas en grupos de mujeres han dado resultados muy positivos: la presión de los miembros del grupo8 es una garantía eficaz para asegurar la solvencia financiera del grupo.

Swain9 añade que la asociación de los GAMF con una ONG es un elemento clave para garantizar la viabilidad de la institución de microcrédito. El estudio de la ONG ASSEFA apoya este argumento ya que fortalece el sistema de microcrédito mediante la capacitación de los líderes de grupos de apoyo y la creación de estructuras horizontales (redes de grupos de ayuda) y verticales (grupos de ayuda y los diferentes niveles de instituciones coordinadoras - Sarvodaya Mutual Benefit Trust, Sarvodaya Nano Finance Limited). En conjunto, estas estructuras proporcionan una gestión eficaz del grupo además de un mayor apoyo económico.

 Los grupos de apoyo de cara a la sociedad

Siendo esto así, es necesario destacar los numerosos cambios sociales del nuevo estatus de la mujer gracias a los grupos de apoyo mutuo, pero también cabe indicar la posibilidad de un impacto negativo debido a la implicación de las mujeres en estos grupos.

La rueda del cambio en las empresas tiene una inercia que perpetúa los códigos y las costumbres. Debido a estos nuevos ingresos recibidos por las mujeres, algunos hombres tienden a reducir su apoyo financiero dentro del hogar. También se ha podido constatar que en la mayoría de los casos,   la carga de trabajo de las mujeres ha aumentado a causa de su compromiso con el grupo de apoyo. Además, el control del crédito no siempre se deja en manos de las mujeres. En el peor de los casos, ocurre que la mujer desempeña un papel de intermediario entre el banco y su marido. Finalmente, también se ha podido constatar que el nuevo acceso al microcrédito ha llevado a un aumento de la violencia doméstica en los hogares de las mujeres miembros de grupos de apoyo mutuo, un símbolo de la resistencia a una sociedad cambiante10. Así, el proceso de « empoderamiento » tiene un impacto significativo en la sociedad porque desafía los códigos y costumbres.

Las respuestas y los puntos de vista: el GAMF y las ONG locales, el ejemplo de ASSEFA

Consciente de estas cuestiones dentro de la sociedad india y del sistema de microcrédito, ASSEFA defiende un enfoque de desarrollo holístico para tratar de corregir estos paradigmas. En lugar de considerar a los grupos de ayuda como una herramienta para asegurar la eficacia de los microcréditos, el microcrédito es percibido como una herramienta para las mujeres, agrupadas en los GAMF, para mejorar sus vidas. Además del microcrédito, los GAMF de ASSEFA se ocupan de numerosas actividades: la recogida de leche para las cinco lecherías, constituidas en cooperativas dirigidas por los grupos mismos, y eventos sociales como bodas colectivas o una mutua de seguro de maternidad y fallecimiento. Los GAMF participan en la gestión de las escuelas de ASSEFA y tienen acceso a cargos de la administración política, especialmente en los Panchayats, unidades políticas de base en la India. Mediante el apoyo a los GAMF, la ONG ASSEFA aumenta las oportunidades para las mujeres.

El enfoque del desarrollo global y holístico de ASSEFA coloca a las mujeres en el centro del desarrollo. Así, los GAMF juegan un papel clave en todas las actividades de los 10150 pueblos involucrados. En el caso específico del microcrédito, la solidaridad y la ayuda mutua se añade a la « presión de grupo » tradicional a favor del préstamo. Así, junto con el hecho de que los grupos de apoyo mutuo, a través de los « Trusts », son dueños de sus instituciones financieras, el rendimiento del microcrédito en ASSEFA es reconocido como uno de los más exitosos, con una tasa de reembolso superior a 99%. Símbolo del éxito de los GAMF de ASSEFA, este porcentaje solo muestra su dimensión económica. La historia personal de Kala es una de entre miles. Es una historia en la que pequeños pasos, que cambian la existencia de estas mujeres, se convierten en pasos de gigante.

Sources :

Boletín Internacional de Desarrollo Local Sostenible n°93