socioeco.org
Resource website of social and solidarity economy

LA ECONOMÍA SOLIDARIA COMO FORMA DE ORGANIZACIÓN ECONÓMICA ALTERNATIVA AL SISTEMA CAPITALISTA GLOBAL

UNIVERSITAT DE BARCELONA MÁSTER GLOBALIZACIÓN, DESARROLLO Y COOPERACIÓN OBSERVATORI SOLIDARITAT UB

Maite ORELLANA GAZAGA, julio 2007

Para bajar : PDF (300 KiB)

Resumen :

El propósito de este trabajo es dar a conocer la economía solidaria como una forma viable de organización económica, alternativa al sistema capitalista global, y reflexionar sobre sus oportunidades de supervivencia, rescatando el protagonismo de la sociedad civil como motor de cualquier cambio y el rol de una cooperación verdaderamente transformadora, que trabaje desde dos ámbitos en conjunto con la sociedad civil: por un lado, atacando los mecanismos que permiten la reproducción del sistema a escala planetaria (presionando para el cambio político, que juega un rol fundamental en la transformación), y por otro, apoyando alternativas para configurar un cambio económico.

Para ello se consideró importante analizar brevemente los aspectos más generales de ambas formas de hacer economía y comparar sus características y elementos, para finalmente reflexionar sobre iniciativas de economía solidaria existentes tanto en los “países desarrollados” como en los “países subdesarrollados”.

Para lograr cualquier cambio, junto con poner en práctica formas alternativas de organización social, es necesario dejar de ver a la economía como una ciencia abstracta y alejada de las personas y entender que, si bien la actividad económica es fundamental ya que se refiere a proveerse de lo necesario para la subsistencia, es una parte más del ámbito de las relaciones entre las personas, y como tal es una herramienta para administrar de forma coherente y con equidad nuestros recursos. Asimismo, es necesario cuestionar al capitalismo como base económica natural, universal e irreversible y demostrar que la modernización, el progreso capitalista y su globalización no han sido ni serán, aunque se insista en justificar lo contrario, beneficiosos para la humanidad en su conjunto.

Por último, es preciso tener claro que la economía solidaria no se plantea como un nuevo modelo de desarrollo, sino como una herramienta al servicio de la humanidad en su búsqueda hacia una satisfacción más coherente y plena de sus necesidades.