socioeco.org
Resource website of social and solidarity economy

Dimensiones globales de una gobernanza territorial con multiples niveles

Eje temático : Volver a definir la economía a partir del territorio

Comó implementar regulaciones respetuosas de una ética en un mundo con interconnexiones complejas ? « Entre el capitalismo privado y el capitalismo público, no existe espacio para una participación sustancial de las personas. Desde 1945, el partido se juega entre dos : Estado y Mercado. Cuando funciona, lo público llama al privado y cuando no funciona, es la situación inversa. Si estos actores demuestran sus debilidades, el tercer actor, el tercer sector, puede atrapar la pelota pero no ha sido formado para ello ! Es necesario enseñar a la gente a gobernarse por símismos. El otro papel de un gobierno es asegurar la seguridad de los bienes públicos (personas, dinero, redistribución de la riqueza). El discurso del tercer sector no consiste en reivindicar este espacio, pero en pedir al actor público de cumplir con su papel : la buena repartición y el aprendizaje para que la sociedad civivil se vuelva el actor principal ».

La hipótesis del rearraigamiento ya no es realista. « Experiencias perennes constituyen los testimonios de dinámicas colectivas que articulan circuitos de distribución y comercialización con territorio, inventan la coresponsabilidad, fortalecen la resiliencia, esta capacidad de los territorios a volver a levantarse después de una prueba colectiva. Contribuyen a atenuar los choques macroeconómicos y recuperar una parte de autonomía en las alocaciones de recursos comúnes, al servicio de las comunidades residentes. No se realiza sin dificultad, ya que perturban o entran en colisión con regulaciones y un forma de pensar en parte obsoletas. Indicadores de resultados basados en el producto interno bruto continuan de imponer por la fuerza posiciones adquiridas y la de la costumbre, a pesar de su inadecuación con la realidad de un mundo con recursos limitados. Mantienen en el margen las formas económicas plurales en las que el lucro no es la finalidad. Sin embargo, « el conjunto de la prácticas sociales de la economía solidaria, marginales hoy, permite ya jugular en parte la erosión de la sociedad salarial y podría ser llevado muy rápidamente a constituir, bajo este nombre o cualquier otro,(tercer sector, economía social…), una verdadera identidad colectiva. Menos por opción que por necesidad. »

La legalidad no es siempre sinónimo de legitimidad. La caja de Pandora de la destructividad está abierta . Las manifestaciones contemporráneas de las violencias hechas al humano se han ampliado. Son masivas y genocidiarias en el mundo entero, y si no excluyen, uno por uno, fuera de la actividad profesional, gestionan las personas con un tratamiento administrado disociado de la ciudadania. En este proceso de desafiliación, la violencia resulta del fallo institucional, en el seno mismo del sistema de reglas. A menos de negar que al frente existe un poder, el de los grandes grupos, de los lobbies más diversos, ejerciéndose sin verdadero control. Nuestro sufrimiento proviene de una situación de no-derecho que deja instalarse abusos de posición dominantes, sin contrapoderes democráticos capaces de hacer respetar la legitimidad de la regla universal de la « comunidad humanidad ». Una relación de fuerza ha sido necesaria para imponer límites a la explotación del trabajo humano en el siglo XIX. El ejercicio del contrapoder colectivo sera necesario a escala mundial para parar la exclusión y recomponer formas de protección social para todos.

Partir de la realidad sobre la base de una documentación fiable y de la trazabilidad de los resultados es una eslabón que falta para encontrar su dirección en la transición actual. Las prácticas sociales innovadoras empiezan a ser audibles y visibles por su concomitancia y su número. Es el momento de ilustrarlas, documentarlas y analisarlas de manera de identificar principios de concepción comunes, de sistemarizarlas para « hacer sentido común ». Pero es necesario también cruzar las enseñanzas de la expertise de uso con los del enfoque teórico para mejor sentar una acción colectiva transformadora. Sin embargo, esta hace falta en la caja de herramientas del análisis político. Y mientras una teoría de este tipo no estára plenamente desarrollada y aceptada, las decisiones políticas mayores seguirán siendo fundadadas en la presumpción de que los individuos no saben organizarse por símismos y siempre necesitarán ser organizados por autoridades externas, ya sea las del estado, del mercado o lo más a menudo por ambos. Los analistas no se interrogarán sobre la manera según las cuales las variables internas y externas pueden fortalecer o debilitar los esfuerzos realizados por las comunidades de individuos para tratar de forma creativa y constructiva problemas perversos como la tragedia de los bienes comunes. « En cuanto científico quien estudia fenómenos empíricos, escribe Elinor Ostrom, Nobel de economía 2009, es mi responsabilidad identificar estos problemas. Y cuando implican una falta de previsibilidad, información o confianza, así como niveles importantes de complejidad y dificultades transnacionales, los esfuerzos de explicación deben tomar en cuenta abiertamente estos problemas, en lugar de ignorarlos. »

Vasto programa que este dossier podría informar para proporcionarle mejores herramientas al análisis !

Definición revisitada del territorio en la mundialización

« El término tiene significados distintos, de acuerdo con las culturas y los idiomas. Para nosotros, es un sistema de acción con una base geográfica donde se organizan las relaciones interpersonales, culturales, económicas

  • entre los habitantes que comparten patrimonios, un lugar de vida y destinos de un mismo espacio de vida heredado y en curso (nativos, adoptivos, migrantes, visitantes…) ;

  • entre organizaciones con funciones múltiples (empresas, colectividades, estados, redes de ayuda, circuitos de producción y comercilaización, etc);

  • entre estas personas y estas organizaciones y un entorno biogeográfico dado ;

  • entre todos estos componentes y conjuntos más amplios (macro) y más pequeños (micro)..

Estas relaciones territoriales ( cuyas bases « locales » pueden ser distintas de acuerdo con la naturaleza de relación interpersonal considerada) son necesariamente abiertas y vínculadas con el exterior. Ya que, en el mundo de hoy, las interdependencias se han multiplicado. La resolución de problemas tan concretos como el alojamiento, la alimentación, la planificación, las infraestructuras, los servicios, el empleo, el uso de los recursos naturales, la repartición de los medios disponibles, etc. deben tomar en cuenta:

  • las obligaciones y ventajas de una producción y una distribución de los bienes y servicios mundializados;

  • las insuficiencias actuales de la gobernanza internacional para gestionar, de una forma justa y eficiente, los recursos naturales y culturales –bienes comunes planetarios, valores compartidos) y los flujos de todo tipo de manera apropiada con la diversidad de las situaciones (ecosistemas, metrópolis sobrepobladas, territorios fragilizados)

  • y nuevas articulaciones y formas de organización (institucionales, económicas, sociales pero también transversales, financieras, fiscales, técnicas, etc) que la gobernanza territorial debe crear. ».

(Resultados de un Foro Electrónico internacional, como seguimiento del Taller 7 del Foro Lux’09, abril 2009 (IV Encuentro Globalización de la Solidaridad del RIPESS en Europa), por los P’ACTOS Europeos con Yvon Poirier y Françoise Wautiez, acogido por el sitio ALOE (véase http://aloe.socioeco.org/page72-projet_es.html)

2 publicaciones | 2 estudios de caso | Documento de análisis/working paper/articulo

2 publicaciones

2 estudios de caso

Documento de análisis/working paper/articulo