socioeco.org
Resource website of social and solidarity economy

Caja de Economía solidaria Desjardins

Una institución financiera singular

Yvon Poirier, Junho 2007

Bajo el aspecto jurídico relativamente tradicional de una institución financiera en pleno ejercicio, operando bajo el marco reglamentario quebequés, la Caja de Economía solidaria Desjardins, es una de las pocas cooperativas de ahorro y crédito que utiliza una estructura financiera par desarrollar la economía social y solidaria. No por apoyarse sobre la acción colectiva y sobre los sueños debe ser vista como una cuentista!

En el seno de la gran red Desjardins, la Caja de economía solidaria es la primera de las Cajas del grupo y la 49ava sobre 550 cajas Desjardins et termino de activos totales medios. Sobre todos los fondos prestados por la Caja a lo largo de los años, 97 % le han sido devueltos, lo que hace de ella, con respecto a este indicador, la más eficaz en el Quebec.

Pero lo que hace de ella una institución financiera singular es su red. La Caja de Economía solidaria Desjardins es una de las organizaciones de desarrollo económico creadas e iniciadas por la segunda central sindical en importancia del Quebec, la Confederación de los sindicatos nacionales (CSN). Conjuntamente, las tres organizaciones mas importantes, la Caja, el fondo de trabajadores Fundación y el Comité sindical nacional de las jubilaciones Bâtirente canalizan juntas los activos de 1.3 millares de $ (850 millones de euros). Además de provenir las tres de la CSN, estas instituciones comparten la misma visión del desarrollo sostenible y solidario centrado sobre la participación de los trabajadores/as y de las comunidades.

Origines

Fue en 1971, en la Ciudad de Quebec, donde militantes sindicales de la CSN fundaron esta Caja, la cual mas allá de responder a sus necesidades como entidad financiera, apuntaba a la transformación social. Luego se fusionó con otras dos cajas, también originarias de sindicatos. Es importante considerar, que en Quebec, una caja popular es territorial, mientras que una caja de economía (o de grupo) se encuentra relacionada con los empleados de una o varias organizaciones. Su actividad se extiende al conjunto del territorio del Quebec, la segunda provincia de Canadá, según su importancia.

Misión y función

Debido a su misión social, un gran numero de organizaciones y asociaciones comunitarias, organismos culturales y cooperativas se convirtieron en miembros a lo largo del tiempo. Es así que, a fines de 2006, la caja contaba con 2500 miembros colectivos (empresas sin fines de lucro, cooperativas, organismos comunitarios y sindicatos) así como 7137 miembros individuales (generalmente empleados por los miembros colectivos). Es importante destacar que no existen restricciones para adquirir una parte social, contrariamente por ejemplo del Reino Unido, donde la posibilidad de convertirse en miembro esta reservada solamente a los individuos. Lógicamente, el principio « un miembro, un voto » es respectado tanto para las organizaciones como para las empresas mas importantes.

En el informe anual 2006, la Caja confirma así su visión:

Las cuatro opciones fundadoras de nuestra organización son el vivir juntos, la ecología, la solidaridad y la democracia.

Estas cuatro opciones son t a la vez puntos de partida de donde surgen la pulsión primera de nuestra acción y los puntos de llegada que fundan el proyecto de sociedad con el cual soñamos y con el cual pretendemos contribuir. Es así que, fundamentalmente, proponemos medir la riqueza a partir de la democracia, de la solidaridad, del respecto de los seres vivos, en su medio ambiente y de nuestra capacidad de acoger los otros con sus diferencias.

De esta manera consideramos el desarrollo sostenible y solidario para nuestra sociedad.

Bajo esta visión, la acción económica vuelve a su buen segundo lugar en el plano de los objetivos humanos, la economía debiendo colocarse al servicio de los proyectos más fundamentales para nosotros, los seres humanos, y para el planeta sobre el cual vivimos.

El espíritu empresarial de la Caja

El espíritu empresarial que alienta la Caja se apoya sobre una motivación profundamente humana y social. Su carácter principalmente dirigido, en primera instancia, no hacia el « hacer negocios » sino hacia el resolver problemas. Es un « entrepreneurship » que intenta establecer justicia, solucionar los problemas de pobreza así como el problema del desarrollo y que busca dar respuestas a las necesidades humanas. Al observar el estado actual del mundo, con sus inmensos desafíos económicos y sociales, consideramos que solo un espíritu empresarial como el llevado a cabopor la Caja es capaz de transmitir valores suficientemente elevados y generosos capaces de brindar respuestas adecuadas y duraderas.

El compromiso de la Caja con su medio

Mas allá de los servicios brindados a sus miembros, los compromisos que la Caja asumió con la comunidad y con la sociedad se traducen de manera concreta por su Fondos de ayuda al desarrollo del medio. Como todas las cajas, la misma destina una suma para los dones y los comanditarios. Pero lo que diferencia esta caja de las otras es la forma de administrar los excedentes de las operaciones. En al casi totalidad de las otras cajas, se suele ofrecer a los miembros una comisión (proporcional a los negocios del miembro). Ahora bien, desde siempre, los miembros renuncian en asamblea general a beneficiar de la comisión. Fue así que en 2006, la caja dispuso de 800 000$ suplementarios destinados al desarrollo del medio, apoyándose sobre los principios fundamentales enunciados mas arriba. Más de 1.2M$ fueron asignados a misión de economía solidaria de la Caja;

Algunos acciones ejemplares

Constantemente, la caja innova en varios campos de acción. Por ejemplo, es una caja ampliamente reconocida por el conjunto del medio cultural. Al respecto, los dirigentes de la caja se llenan de orgullo cuando recuerdan que la caja otorgo su confianza a dos jóvenes que deseaban crear el Circo del Sol, bajo la forma de un primer préstamo. La caja es también la institución financiera de la Federación de 14 cooperativas Inuits du Nunavik (norte de Quebec). En el marco de la ejecución de un gobierno autónomo; la caja colabora, hoy en día, a la creación de una institución financiera autónoma en Nunavik.

Finalmente, la caja se inscribe en el desarrollo de las finanzas solidarias a nivel internacional. Estableció un partenariado activo con la Banca Ética de Italia, miembro de INAEA (Asociación Internacional de los inversores en la economía social). De manera conjunta, participaron en diferentes proyectos en Brasil.

Como toda institución, la caja de economía solidaria Desjardins es el producto de la propia sociedad. Es ese aspecto, es singular y no puede reproducirse así como tal en otro sitio. De todas maneras, esta en medida de inspirar practicas más solidarias en el mundo de las finanzas.

Fontes :

Para información: www.cecosol.coop (en francés), www.fondaction.com (en francés), www.bancaetica.com/spagnolo/

Este artículo está disponible en el blog: Boletín Internacional de Desarrollo Local Sostenible